Ha sido particularmente tajante en los últimos meses con su promoción de la terapia para dejar la homosexualidad. En una entrevista publicada en la revista Salvo, Jennifer Morse Roback, de la Organización Nacional para el Matrimonio, aseguró que los homosexuales no pueden tener una relación monógama su incapacidad para tener hijos.

“Si nos fijamos en las parejas del mismo sexo, tanto en lo que dicen como en su comportamiento, ni la permanencia ni la exclusividad sexual juegan un papel significativo misma. En otras palabras, si mantienes una relación que no es intrínsecamente procreadora, la exclusividad sexual no es tan importante”, alegaba Morse Roback.

Evidentemente, Roback no se quedó ahí, y siguió teorizando, esta vez sobre el matrimonio igualitario. “Cuando veamos que el matrimonio va a redefinir, de hecho, redefine el significado de la paternidad, la eliminación de la biología como la base para la paternidad y su sustitución por las construcciones legales, entonces veremos que hay mucho en juego para conseguir la definición del matrimonio tradicional”.

No obstante, Morse prosigue su cruzada contra la homosexualidad asegurando que “lo normal” es la heterosexualidad en nuestra especie, y que el matrimonio igualitario puede acabar con la creenciar “de lo realmente cierto”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...