La adolescencia es ese lugar común que frecuenta abundantemente el cine y la literatura, quizá porque, a pesar de ser el comienzo de todo para todos, nada tiene que ver ese salto a la adultez según el tiempo y el espacio. Si hace solo unos años en España uno con quince años ya trabajaba desde hace unos cuantos, en la Cuba de hoy hace tiempo que piensas en cómo “resolver” las necesidades que se pasan en casa.

Reinier ( Reinier Diaz)tiene un cuerpo definido porque juega al fútbol, un deporte aún exótico en un país entregado al béisbol. A pesar de que tiene mujer, se pasa por las noches por el Malecón habanero a ver si algún turista le lleva a su habitación por unos cuantos euros.

A pesar de que “él no es maricón”, una noche de borrachera besa a uno de sus compañeros de equipo, Yosvani (un impresionantemente bello y mejor actor Milton García), que también vive con su novia y un sueldo que trapichea con ropa de marca.

Aquello tiene un efecto imprevisible para la dos, que acaban dando rienda suelta a sus deseos, cómo no, a escondidas. Los sentimientos se complican cuando salen juntos con sus novias por ahí o Yosvani comprueba que Reinier sigue viendo a un turista español (Toni Cantó), no sabe si por dólares o por enganche. Ya tocó Antonio Hens, el director, el despertar homosexual en el célebre corto “Malas compañías”.

La película camina, como se puede prever, hacia la tragedia con un pulso dramático impecable, una buena dirección de actores, aunque, curiosamente, las secuencias sexuales pecan de una artificiosidad impropia de un director, que sabe desnudar tan bien las sensaciones que no se cuentan.

VN:F [1.9.13_1145]
Votación: 10.0/10 (5 votos)
"La partida": tragedia homosexual y futbolística en la Cuba de hoy, 10.0 out of 10 based on 5 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...