Las demostraciones de afecto en la piscina pública están prohibidas. Con esta excusa, el encargado de un centro deportivo de Texas intentó echar a la pareja homosexual formada por Brandon Roper y Giuseppe Cellura. La madre de uno de ellos subió a Facebook, desde entonces ha denunciado amenazas. “Debemos luchar por todos. Todo el mundo se merece el derecho a tener una vida libre y feliz “, asegura la progenitora de Brandon.

La pareja insiste al encargado en la filmación que solo se han dado un beso y que otras parejas, en este caso heterosexuales, han tenido demostraciones de afecto más intensas y no recibieron ningún tipo de amonestación.

La empresa que gestiona la piscina ha pedido disculpas a través de un comunicado, y, al parecer el vigilante ya no trabaja en el recinto tras el incidente: “Gestión Bearfoot y sus empleados están realmente apenados por este suceso y pide perdón a la pareja que se ha visto involucrada en el incidente y también a su familia. Nos hemos puesto en contacto con ellos y les hemos pedido disculpas.

Las políticas de nuestra empresa van encaminadas a garantizar un ambiente familiar en cada recinto. Nuestra máxima es cumplir esta práctica sin discriminación de ningún tipo. Capacitamos a nuestros empleados para tratar a cada persona con amor y respeto. Mientras estemos al frente de la gestión de la piscina, trataremos de seguir moldeando a los adultos, jóvenes y adolescentes que trabajan para nosotros a ser responsables y solidarios con el objetivo de ayudar a mejorar el mundo que nos rodea”, aseguran en el comnunicado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...