Quentin Jacobson, o “Q”, es inteligente, romántico y un leal amigo. Tiene diecisiete años y estudia el último curso de secundaria. Q cree que a todos les llega un milagro en la vida y que el suyo se presentó cuando tenía nueve años, el día cuando Margo Roth Spiegelman se mudó a la casa de al lado.

Margo siempre fue una aventurera; Q, no tanto. Con el paso de los años, Q se ha hecho íntimo amigo de Ben y Radar. Margo, por otra parte, se ha vuelto cada vez más temeraria y misteriosa, y ahora es una de las chicas más populares del instituto. Así que Q y Margo se han distanciado.

Una noche, sólo pocas semanas antes del baile del colegio, Margo se presenta en la ventana de Q y lo embarca en una aventura secreta que dura toda la noche y que –Q no tiene la menor duda– señala la recuperación de su amistad –¿y quizá algo más? – con su alma gemela, el amor no correspondido de su vida. Sabe que su vida está a punto de cambiar. Y así sucede. A la mañana siguiente, Margo ya no está. Sencillamente ha desaparecido sin decir nada a nadie. ¿O sí lo ha hecho?

Esta adaptación del best-seller de John Green (“Bajo la misma estrella”) está protagonizada por Nat Wolff y Cara Delevingne. El proceso que llevó a la elección de Delevinge no fue sencillo, como explica el autor de la novela: “Sabíamos que Margo tenía que ser una chica inalcanzablemente perfecta”, dice Godfrey. “Ella es por la que todos suspiran pero nadie puede conseguir. También sabíamos que el papel exigía a una actriz con una expresividad descomunal y una naturaleza salvaje a la que ella pudiera recurrir, a la vez que poseyera vulnerabilidad emocional y la condición de alguien que se ha visto defraudado”.

“Fue una decisión de reparto inmensamente difícil”, confirma el director, Jake Schreier. “Teníamos que respetar la energía de Margo y encontrar a la chica que te haría saltar por la ventana cuando se presentase allí a medianoche y, luego, cuando desapareciese, te llevara a conducir 1.200 millas con tal de encontrarla”.

“Tuvimos la suerte de hallar a Cara”, prosigue Godfrey. “Irradia un afecto, una amabilidad y un sentido de la diversión que realmente se transmite en la pantalla. Lo que más me emocionó de Cara fue su capacidad de adentrarse en la forma como Margo creó un personaje a cuya altura ella tiene la sensación de que ha de estar. Ésa no es la verdadera Margo, por lo que decide que el único camino hacia su autodescubrimiento es salir de la ciudad. Cara aprovechó verdaderamente esa característica”.

Para interpretar a una alumna estadounidense de secundaria, la joven británica prácticamente perdió cualquier rastro de su acento y habló inglés norteamericano durante la mayor parte de la producción, delante y detrás de la cámara. Había visto la adaptación cinematográfica de Bajo la misma estrella y leído Ciudades de papel, y pensó que tenía que formar parte de este proyecto. “Empecé leyendo la novela y observé las semejanzas entre Margo y yo”, dice Delevingne. “Recuerdo que cuando fui a mi primera prueba para el papel de Margo, me dije: ‘Yo solía ser como ella’. Creo que eso explica en parte el motivo por el que conseguí el papel: porque yo era capaz de examinarlo en mí misma”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...